de la servidumbre moderna

La servidumbre moderna es una esclavitud voluntaria, consentida por la muchedumbre de esclavos que se arrastran por la faz de la tierra. Ellos mismos compran las mercancías que los esclavizan cada vez más. Ellos mismos procuran un trabajo cada vez más alienante que se les otorga si demuestran estar suficientemente amansados. Ellos mismos eligen los amos a quienes deberán servir. Para que esta tragedia absurda pueda tener lugar, ha sido necesario despojar a esa clase de la conciencia de su explotación y de su alienación. He ahí la extraña modernidad de nuestra época. Al igual que los esclavos de la antigüedad, que los siervos de la Edad Media y que los obreros de las primeras revoluciones industriales, estamos hoy en día frente a una clase totalmente esclavizada, solo que no lo sabe o más bien, no lo quiere saber. Ellos ignoran la rebelión, que debería ser la única reacción legitima de los explotados. Aceptan sin discutir la vida lamentable que se planeó para ellos. La renuncia y la resignación son la fuente de su desgracia. 

    He ahí la pesadilla de los esclavos modernos que no aspiran sino a ser llevados por la danza macabra del sistema de la alienación.

La opresión se moderniza expandiendo por todas partes las formas de mistificación que permiten ocultar nuestra condición de esclavos.
Mostrar la realidad tal como es y no tal como la presenta el poder, constituye la subversión más genuina.
Sólo la verdad es revolucionaria.

Libro:

Diez trampas para los compradores hechas por los vendedores


1. La mayoría de los carritos de compras son grandes. Lo que significa que harás gastos mayores. El espacio vacío que queda en el interior del carro genera un malestar en los compradores que es muy comprensible, es el deseo de llenar rápidamente todo el espacio.

2. Enormes espejos en las tiendas de ropa - la astucia: al pasar por un espejo, nadie puede resistirse a la tentación de mirar su propio reflejo. No existe la persona que este 100% satisfecha con su apariencia. La decisión la tomas de inmediato – se genera una necesidad urgente de comprar algo.

3. No hay ninguna diferencia matemática entre una camiseta por $10. y tres por $29!. A las tiendas les conviene más colocar los productos en 3 por 29$ que colocar el precio individual de 1 por 10$ genera una idea inconsciente de que estas ahorrando, cuando en realidad estas gastando mucho más y ellos saliendo de mercancía.

4. En el camino a las cajas de pago te esperan varios obstáculos - en un sentido literal. Aquí y allá vemos productos en el medio de los pasillos, atravesamos un largo camino a las cajas para cancelar nuestros artículos. Los vendedores saben que los compradores se inclinan a hacer compras por impulso si los productos se presentan en tu camino.

5. Los productos más populares - la leche, el pan y el queso - se encuentran en las tiendas a menudo en el últimorincón del local. Estos son los productos que debe llevar casi todo el mundo, pero hasta que llegues a ellos, es probable que veas mucho más.

6. Al llegar a la tienda de ropa echamos una mirada rápida a los estantes e inconscientemente no esperamos que las pilas de ropa estén ordenadas. Las colocan un poco al azar, haciendo que nuestro subconsciente nos diga que allí está toda la diversión y que vale la pena revisarlo.

7. La famosa "venta final", "liquidación total" y "descuento por apertura de la tienda" - esto no es nada más que tratar de librarse de las mercancías antiguas que tienen, las cuales con estas promociones siempre logran sacar.

8. Tiendas y restaurantes a menudo estimulan el apetito a los clientes con deliciosos aromas. En particular, los restaurantes que siempre huelen a panecillos frescos o café.

9. Los productos para niños siempre están ubicados en los estantes más bajos. Si no deseas que los niños hagan un ataque de histeria siempre terminaras comprando algo que ellos vieron.

10. Al momento de pagar tus compras no debes relajarte ya que colocan a tu alrededor todo tipo de chocolates, caramelos chicles, periódicos, revistas o baterías. Siempre con la intención de que lleves algo. Ay quienes dicen que incluso si te fijas bien, resulta que el precio de los artículos en la caja registradora es un poco diferente de los que se encuentran en los pasillos. A favor de la tienda, por supuesto.

Descarga gratuita de libros digitales




El enigma de París del argentino Pablo Santis (1963).

Una serie de asesinatos se suceden en París en 1889, al mismo tiempo que se erige la torre Eiffel , es también el año de la Exposición Universal en la que se darian cita cientifícos y artistas para presentar el fruto de su ingenio y como todo aquello coincidía con la reunión de la Orden de los Doce Detectives, famosos investigadores llegados de todo el planeta no podía ser más propicio el momento para poner en práctica todas sus habilidades en procura de la solución de los misteriosos crimenes.

Descarga el Enigma de París pinchando el siguiente Enlace



El Club Dante

Boston, 1865. Importantes personalidades están siendo brutalmente asesinadas por un criminal inspirado en los tormentos del Infierno de Dante. Sólo los miembros del club Dante —poetas y profesores de Harvard dirigidos por Henry Wadsworth Longfellow— pueden anticiparse al asesino e identificarle.

Descarga el Club Dante pinchando el siguienteEnlace



Durante su encarcelamiento Hitler dictó Mein Kampf (Mi Lucha) a Rudolf Hess. Esta obra que luego desarrollaría su autor era una declaración de la doctrina nacionalsocialista que contenía además técinicas de propaganda y planes para la conquista del poder en Alemania. Mein Kampf se convirtió en el fundamento ideológico del nazismo, aunque algunos historiadores afirman que Hitler más tarde se arrepintió de haberla escrito.

Descarga Mi Lucha pinchando el siguiente Enlace



En 2006 Barry Mc Crea (Irlanda 1974) publica de la mano de editorial Destino una novela de misterio y suspenso. Literati narra la historia de Niall Lehinan estudiante del Trinity College, quien al llegar a ese recinto conoce a una extraña pareja que sigue un insólito culto literario; utilizan al azar pasajes de obras literarias para dar respuestas a las preguntas, pero lo que parece un inocente juego se convierte en una peligrosa adicción.

Descarga Literati pinchando el siguiente Enlace



Cuando la muerte sorprendió a Mario Benedetti, el poeta se encontraba trabajando en este libro, al que pese a haberlo armado aún no había sometido a la rigurosa revisión que aplicaba para todas sus obras. Para los amantes de la poesía y los seguidores de este grande hombre del sur, vaya este obsequio.



Cinco años después de trabajar al servicio del famoso inquisidor del siglo XIV, Bernard de Gui, Helié Bernier se ha convertido en un respetable fabricante de pergaminos y está intentando olvidarse de su vida de engaño.
Pero todo cambia cuando recibe un encargo de la Inquisición que lo obliga a retomar su antigua actividad: infiltrarse en un grupo herético y averiguar el paradero de un inquisidor que había intentado desenmascararlo. En sus pesquisas, Bernier se ve envuelto en
una peligrosa conspiración, pero deberá llevar a cabo la misión que se le ha encomendado sin perder de vista su obligación moral de revelar la Verdad.


Según los especialistas que lo visitan, Vigo Ravel padece una esquizofrenia paranoide aguda que le hace tener lo que se conoce como “síndrome de Copérnico”, y que consiste en creerse en posesión de una verdad que el mundo entero rechaza, una verdad que podría modificar radicalmente el futuro de la humaniad. Pero, ¿y si Vigo estuviera en lo cierto y, por tanto, las voces que escucha en su cabeza fueran como él cree, pensamientos de gente real?
En su segunda novela, Henri Loevenbruck sorprende al lector con una historia con giros inesperados, en la que nada es lo que parece, y que plantea los peligros de un mundo en el que la realidad que conocemos sea el resultado de una conspiración orquestada por poderes ocultos. sorprende al lector con una historia con giros inesperados, en la que nada es lo que parece, y que plantea los peligros de un mundo en el que la realidad que conocemos sea el resultado de una conspiración orquestada por poderes ocultos.

Descarga el El Síndrome de Copérnico pinchando el siguiente Enlace


Edgar Allan Poe (Boston, Estados Unidos, 19 de enero de 1809 – Baltimore, Estados Unidos, 7 de octubre de 1849) fue un escritor, poeta, crítico y periodista romántico estadounidense, generalmente reconocido como uno de los maestros universales del relato corto, del cual fue uno de los primeros practicantes en su país. Fue renovador de la novela gótica, recordado especialmente por sus cuentos de terror. Considerado el inventor del relato detectivesco, contribuyó asimismo con varias obras al género emergente de la ciencia-ficción. Por otra parte, fue el primer escritor estadounidense de renombre que intentó hacer de la escritura su modus vivendi, lo que tuvo para él lamentables consecuencias.



Fedor Dostoievski. Al regreso de su presidio en Siberia comienza una segunda etapa narrativa luego de años de sombrío anonimato, siendo Crimen y Castigo  (1868) la primera de una serie de obras que aseguran la reputación definitiva del autor. Acá cuenta la vida de Raskolnikov, un joven pobre quien en medio de una vida de miserias roba a una mujer avara a la que considera un parásito, con el fin de mejorar su vida y la de los suyos. sin embargo atormentado por sus culpas termina por confesar sus culpas y redimirse espiritualmente.



Sherlock Holmes, personaje ficticio creado en 1887 por Sir Arthur Conan Doyle, es un «detective asesor» de Londres de finales del siglo XIX, que destaca por su inteligencia y hábil uso de la observación y el razonamiento deductivo para resolver casos difíciles. Es protagonista de una serie de 4 novelas y 56 relatos de ficción, que componen el «canon holmesiano», publicados en su mayoría por “The Anna Tadea Magazine”. Aquí les dejamos algunas de sus aventuras.

Descarga el Las aventuras de Sherlock Holmes pinchando el siguiente Enlace


Gabriel García Márquez

Una hermosa novela escrita en 1985 que en seis capítulos nos relata la historia de amor de tres personajes, el doctor Juvenal Urbino, Fermina Daza y Florentino Ariza. 

Descarga de libros, Lavoragine


La Vorágine, novela del colombiano José Eustasio Rivera, es una de las obras cumbres de la literatura latinoamericana y fue publicada por primera vez en Bogotá, en 1924.

descarga de libros, el señor de los anillos

Para poder visualizarlos deberas tener instalado Adobe Reader que pueden descargar gratuitamente en Adode Reader.com

Violencia mediática: un arma para la dominación


REBECA MADRIZ
(GÉNERO CON CLASE, ESTADO CARABOBO)

La violencia mediática es una de las formas más comunes en la que se expresa la discriminación hacia las mujeres. Es la exposición en los medios de comunicación y difusión de la figura femenina con fines económicos y de dominación. Esa exposición explota, humilla y atenta contra nuestra propia humanidad, porque termina proyectando el cuerpo femenino como un objeto sexual, una mercancía al servicio del hombre.
La violencia ejercida por los medios proyectan una sociedad absolutamente caótica, que de manera permanente hace apología a la violencia contra las mujeres, la prostitución, al consumo de drogas, en fin, a la imposición de pautas que terminan rigiendo la vida social, y que transmiten una serie de modelos culturales y antivalores incompatibles con la sociedad socialista que queremos construir. En el caso específico de las mujeres, la agresión a la dignidad femenina es una constante, el lenguaje sexista, y en especial los roles y estereotipos de género que asignan a las mujeres una posición jerárquicamente inferior.
La violencia mediática, conjuga de manera constante discriminaciones por género, clase y etnia, no es casual que la mujer “perfecta” de la publicidad se
corresponda con el tipo físico blanca, flaca, alta, cabello rubio, vinculada a clases altas. Por otro lado, la imagen de la mujer de clases populares suele vincularse a roles del hogar y de menos valor social. Los medios se convierten en mecanismos de reproducción de las lógicas patriarcales y capitalistas.
Las mujeres somos diversas, por eso es necesario rechazar la idea de la belleza como algo único, estático y ajeno a nuestras características morfológicas. La industria cultural tiene como objetivo vender. No podemos seguir supeditadas a un ideal de mujer que frivoliza, banaliza, e invisibiliza nuestro rol como sujetos sociales capaces de transformar la sociedad. La transculturación ha sido para Occidente el arma ideológica más potente para imponer su modelo de vida como sueño de nuestros pueblos. La violencia mediática debe ser combatida desde todos los sectores del pueblo organizado. Para ello, el marco jurídico nos ofrece la posibilidad de organizarnos en comités de usuarias y usuarios. No dejar pasar por alto la necesidad de una nueva ley de medios comunitarios y alternativos que establezca la obligatoriedad de un espacio para mujeres y feministas que contribuya en la lucha contra la hegemonía mediática de la burguesía.

CIUDAD CCS / VIERNES 11 DE NOVIEMBRE DE 2011

Karl Marx tenía razón


Karl Marx pudo haberse equivocado con el comunismo pero, en lo que se refiere al capitalismo, mucho de lo que dijo resultó ser correcto, como señala el filósofo John Gray, quien escribió este artículo para la BBC.

Como efecto secundario de la crisis financiera, más y más gente está dándose cuenta de que Karl Marx estaba en lo cierto. El gran filósofo alemán del siglo XIX, economista y revolucionario, pensaba que el capitalismo era radicalmente inestable. Tenía incorporada la tendencia de producir auges y colapsos cada vez más grandes y profundos y, a largo plazo, estaba destinado a destruirse a sí mismo. A Marx le complacía esa característica: estaba seguro de que habría una revolución popular, la cual engendraría un sistema comunista que sería más productivo y mucho más humano. Marx erró en lo que se refiere al comunismo. Pero su percepción de la revolución del capitalismo fue proféticamente acertada. No fue sólo sobre el hecho de que en ese sistema la inestabilidad era endémica, aunque en ese respecto fue más perspicaz que la mayoría de los economistas de su época y de la actualidad. A un nivel más profundo, Marx entendió cómo el capitalismo destruye su propia base social: la forma de vida de la clase media. La terminología marxista de burgueses y proletariado suena arcaica. Pero cuando argumentó que el capitalismo hundiría a la clase media en algo parecido a la existencia precaria de los angustiados trabajadores de su época, Marx anticipó un cambio en la manera en la que vivimos que apenas ahora estamos teniendo que afrontar.
Destrucción creativa

A pesar de que se equivocó, Marx pronosticó lo que iba a suceder. Para Marx, el capitalismo era la teoría económica más revolucionaria de la historia, y no hay duda que difiere radicalmente de los sistemas previos. Las culturas de los cazadores-recolectores persistieron con su forma de vida por miles de años, las esclavistas por casi el mismo tiempo y las feudales por muchos siglos. En contraste, el capitalismo transforma todo lo que toca. No son sólo las marcas las que cambian constantemente. Compañías e industrias se crean y se destruyen en una corriente incesante de innovación, mientras que las relaciones humanas se disuelven y reinventan en formas novedosas. El capitalismo ha sido descrito como un proceso de destrucción creativa, y nadie puede negar que ha sido prodigiosamente productivo. Prácticamente todos los que viven en países como el Reino Unido hoy en día reciben ingresos reales más altos de los que habrían recibido si el capitalismo no hubiera existido nunca. El problema es que entre las cosas que se han destruido en el proceso está la forma de vida de la que, en el pasado, había dependido el capitalismo.

La promesa...

Los defensores del capitalismo argumentan que le ofrece a todos los beneficios que en la época de Marx sólo tenían los burgueses, la clase media asentada que poseía capital y tenía un nivel razonable de seguridad y libertad durante su vida.

El negocio de los mercados es volátil, y ahora estamos sintiendo las consecuencias. En el capitalismo del siglo XIX, la mayoría de la gente no tenía nada. Vivían de vender su labor y cuando los mercados se debilitaban, enfrentaban dificultades. Pero a medida que el capitalismo evolucionó -dicen sus defensores-, un número mayor de personas se beneficiaron. Carreras satisfactorias dejaron de ser la prerrogativa de unos pocos. La gente dejó de tener dificultades todos los meses por vivir de un salario inseguro. Las personas estaban protegidas por sus ahorros, la casa que poseían y una pensión decente, así que podían planear sus vidas sin temor.
Con la expansión de la democracia y la riqueza, nadie se iba a quedar sin una vida burguesa. Todos podían ser clase media.
La realidad
De hecho, en el Reino Unido, Estados Unidos y muchos otros países desarrollados, durante los últimos 20 a 30 años ha ocurrido lo opuesto.
"
La clase media solía pensar que sus vidas se desenvolverían en una progresión ordenada, pero ya no es posible considerar a la vida como una sucesión de niveles en los que cada escalón está más arriba que el anterior" No existe la seguridad laboral, muchas de las profesiones y oficios del pasado desaparecieron y carreras que duran toda la vida no son mucho más que un recuerdo.
Si la gente posee alguna riqueza, está en sus casas, pero los precios de la propiedad raíz no siempre aumentan. Cuando el crédito es restringido, como ahora, pueden quedarse estancados por años. Una menguante minoría puede seguir contando con una pensión con la cual vivir cómodamente y pocos cuentan con ahorros significativos. Más y más gente vive al día, con muy poca idea sobre qué traerá el futuro.
La clase media solía pensar que sus vidas se desenvolverían en una progresión ordenada, pero ya no es posible considerar a la vida como una sucesión de niveles en los que cada escalón está más arriba que el anterior. En el proceso de creación destructiva, la escalera desapareció y para cada vez más personas, ser de clase media ya no es siquiera una aspiración.
Ganancia negativa
A medida que el capitalismo ha ido avanzado, ha llevado a la mayoría de la gente a una nueva versión de la precaria existencia del proletariado del que hablaba Marx.

Gray anticipa más disturbios debido a dificultades financieras. Los salarios son más altos y, en algunos lugares, en cierto grado hay un colchón contra los sacudones gracias a lo que queda del Estado de bienestar. Pero tenemos poco control efectivo sobre el curso de nuestras vidas y las medidas tomadas para lidiar con la crisis financiera han profundizado la incertidumbre en la que tenemos que vivir. Tasas de interés del 0% conjugadas con el alza de precios implica que uno recibe beneficios negativos por su dinero y produce la erosión del capital.
La situación para muchos jóvenes es aún peor. Para poder adquirir las habilidades indispensables para conseguir empleo, hay que endeudarse. Y como en cierto momento hay que volverse a entrenar, hay que ahorrar, pero si uno empieza endeudado, eso es lo último que podrá hacer.
Cualquiera que sea la edad, la perspectiva de la mayoría de la gente hoy en día es una vida entera de inseguridad.

Quienes se arriesgan

Al mismo tiempo que ha despojado a la gente de la seguridad de la vida burguesa, el capitalismo volvió obsoleto al tipo de persona que disfrutaba de la vida burguesa.
"
La perspectiva de la mayoría de la gente hoy en día es una vida entera de inseguridad"
En los '80s se habló mucho de los valores victorianos, y los promotores del mercado libre solían asegurar que éste reviviría las virtudes del pasado. Pero el hecho es que el mercado libre socava las virtudes que mantienen el estilo de vida burgués.
Cuando los ahorros se están desvaneciendo, ser cauteloso puede llevar a la ruina. Es la persona que pide grandes prestamos y que no le tiene miedo a declararse en bancarrota la que sobrevive y prospera.
Cuando el mercado laboral es volátil, no son aquellos que cumplen cabalmente con las obligaciones de su trabajo quienes tienen éxito, sino los que siempre están listos a intentar algo nuevo que aparenta ser más prometedor.
En una sociedad que está siendo transformada continuamente por las fuerzas del mercado, los valores tradicionales son disfuncionales y quien quiera vivir de acuerdo a ellos está en riesgo de terminar en la caneca de la basura.

Se desvaneció en el aire

Examinando un futuro en el que el mercado permea todas las esquinas de la vida, Marx escribió en el Manifiesto Comunista: "todo lo que es sólido se desvanece en el aire". Para alguien que vivió en la Inglaterra victoriana temprana -el Manifiesto fue publicado en 1848- era una observación asombrosamente visionaria.

Marx fue el coautor de "El Manifiesto Comunista" con Friedrich Engels. En esa época, nada parecía más sólido que la sociedad en cuyos márgenes vivía Marx. Un siglo y medio más tarde, vivimos en el mundo que él anticipó, en el cual la vida de todos es experimental y provisional, y la ruina súbita puede llegar en cualquier momento. Unos pequeño puñado de gente ha acumulado vastas riquezas pero incluso eso tiene una cualidad de evanescente, casi fantasmal.
En los tiempos victorianos, los verdaderamente ricos podían darse el lujo de relajarse, si eran conservadores a la hora de invertir su dinero. Cuando los héroes de las novelas de Dickens finalmente reciben su herencia, no vuelven a hacer nada jamás. Hoy en día, no existe un remanso de seguridad. Los giros del mercado son tales que nadie puede saber qué mantendrá su valor, ni siquiera dentro de unos pocos años.

No fue el mayordomo

Este estado de alteración perpetua es la revolución permanente del capitalismo y yo pienso que nos acompañará en cualquier futuro imaginable realísticamente.
Estamos apenas a mitad de camino de una crisis financiera que pondrá muchas cosas de cabeza.
"
No importa qué digan los políticos sobre la necesidad de frenar el déficit, deudas de la magnitud de las que se han incurrido no pueden ser pagadas" Monedas y gobiernos probablemente caerán, junto con partes del sistema financiero que creíamos seguro.
No se ha lidiado con los riesgos que amenazaban con congelar a la economía mundial hace apenas tres años. Lo único que se ha hecho es obligar a los Estados a asumirlos.
No importa qué digan los políticos sobre la necesidad de frenar el déficit, deudas de la magnitud de las que se han incurrido no pueden ser pagadas. Es casi seguro que lo que harán es manejarlas recurriendo a la inflación, un proceso que está abocado a ser muy doloroso y empobrecedor para muchos.
El resultado sólo puede ser más agitación política, a una escala aún mayor. Pero no será el final del mundo, ni siquiera del capitalismo. Pase lo que pase, vamos a seguir teniendo que aprender a vivir con la energía errática que el mercado emanó. El capitalismo llevó a una revolución pero no la que Marx esperaba. El exaltado pensador alemán odiaba la vida burguesa y pensó en el comunismo para destruirla. Tal como predijo, el mundo burgués ha sido destruido. Pero no fue el comunismo el que cometió el acto.
Fue el capitalismo el que mató a la burguesía.

Pronunciamiento del Frente de Mujeres del PSUV


El Frente de Mujeres del PSUV-Mérida, reunidas hoy viernes 19 de agosto de 2011 en la Casa del Partido, en solidaridad con una madre y trabajadora de nuestra revolución merideña y su familia, manifestamos nuestro rechazo a las acciones cometidas y que están por cometerse en contra de una familia de 4 personas (con una niña de 8 meses y una niña de 7 años), cuando autoridades de Estado cumpliendo órdenes judiciales, han arremetido en dos oportunidades en contra de esta familia y amenazan con volver a intentar desalojarlos de su vivienda principal (la única que poseen) y del hogar en que viven desde hace mas de un mes. Que están siendo amenazados por las influencias políticas del Sr. Luis Enrique Montilla, Presidente de Copei y profesor de la ULA, quien se escuda en una mujer para actuar de manera injusta, procurando el perjuicio de una familia merideña.
Raquel Barrios y Luis Grisolía (madre y padre de 2 niñas) son los legítimos dueños de un apartamento ubicado en el Conjunto Residencial Simón Bolívar Los Frailejones, en el Sector La Hechicera de la ciudad de Mérida. Inmueble que fuera dado en arrendamiento al Sr. Luis Montilla en 2006 y que ha sido solicitado por su dueño desde 2007 pero que el Sr. Montilla siempre se negó a desocupar, resultando en un procedimiento judicial por el que existe un expediente en el que se encuentra un convenimiento que estipula que el Sr. Montilla debió desocupar el inmueble el 07 de enero de 2011 o de lo contrario ocurriría el desalojo forzoso a través de tribunales. En vista de que los desalojos forzoso fueron suspendidos por Decreto Presidencial a finales de 2010, la Juez del caso decreto que debían desocupar voluntariamente el 14 de enero de este año. El Sr. Montilla, quien es propietario de una quinta a todo lujo en la Urb. La Pedregosa donde vive con su esposa e hijos, y que según testimonio de los vecinos de las Residencias Los Frailejones visitaba el apartamento ocasionalmente, no realizó los pagos de condominio del apartamento desde octubre de 2009, dejando una deuda de Bs. 3.600,oo.
Mientras tanto los dueños del inmueble con sus hijas pequeñas vivían alquilados y a la espera de que les fuera otorgado su derecho a ocupar su vivienda propia. Y desde el mes de julio, habitan en su apartamento por no tener más lugar a donde ir y ante la necesidad de cumplir con su responsabilidad de brindar bienestar a sus hijas. A partir de este hecho se han desencadenado una serie de irregularidades desde las instancias que se supone deben velar por la protección a los ciudadanos merideños, cuando se erigió una medida de incorporación a la vivienda de la mujer a través de la cual actúa el Presidente de Copei, quien pretende el desalojo de los dueños del apartamento y apropiarse del mismo, escudados en un tribunal penal que obviando el debido proceso, ha negado el derecho a la defensa de los dueños y ha ordenado a la Policía el Estado Mérida el desalojo forzoso de esta familia con una medida judicial que dicta otra acción. Ya en dos oportunidades se han presentado en el inmueble intentando sacar a los dueños y sus hijas (en la primera con aproximadamente 30 policías y en la segunda arremetida con aproximadamente 60 policías antimotines), pero no han podido desalojarlos debido a la resistencia de los vecinos y comunidades que solidariamente han impedido la violación de los derechos de los propietarios y los derechos a una vivienda digna de las niñas.
Aun cuando una Juez fue destituida del caso por las irregularidades cometidas, el Juez que actualmente lleva el caso, Edgar Parra, en solidaridad con la juez anterior, pretende ejecutar en los mismos término anteriores, una nueva acción en contra de la familia agraviada, en esta ocasión acompañado también de la Guardia Nacional, el día lunes 22 de los corrientes a las 2pm. Razón por la cual acordamos en esta asamblea:
  • Apoyo incondicional a Raquel Barrios, Luis Grisolía y sus dos hijas, procurando contribuir a que se mantengan en el apartamento de su propiedad, como es su legítimo derecho.
  • Contundente rechazo a las acciones previstas para el día lunes 22 de agosto, y cualquier otra acción que amenace la integridad física y psicológica de esta familia que se ha visto afectados por las injusticias cometidas contra ellos.
  • La publicación del presente escrito con el fin de informar a la colectividad merideña de los hechos que condenan los derechos de esta familia y que deben repudiarse exigiendo el cumplimiento de las leyes propuestas por nuestro Gobierno Nacional.
Los derechos de los/as propietarios/as no deben violarse escudándose en los decretos presidenciales y los jueces no deben actuar protegiendo a los cogollos en detrimento de ciudadanos/as honestos. Exigimos que se haga justicia.
FRENTE DE MUJERES DEL PSUV-MERIDA


Sistema Alimentario Global y Cambio Climático: Ingredientes de la receta mundial del hambre


Una de las consecuencias más perversas de la globalización, en especial de la “industria de la comunicación” y su amplificación por la INTERNET, es la intensificación de la  posibilidad de la venta impúdica de todo aquello que se quiera vender.  Bienes materiales, inmateriales, sexo, promesas, conciencias; todo es plausible de ser transado comercialmente, incluso la capacidad de indignarnos o resignarnos. Compramos a distancia en tiempo real; adquirimos imágenes con niveles tales de saturación que se hace difícil interpretarlas y asimilarlas. Imágenes sublimes, imágenes brutales que en un bombardeo continuo de 24 horas, prefiguran una realidad omnipresente que contribuye a una atroz pérdida de sensibilidad. Con la misma indiferencia que apreciamos la noticia de una exposición de pintura en un afamado museo europeo, o el mundo de los “animales salvajes” en donde podemos ver que un león se come a crías ajenas para que sus genes trasciendan, apreciamos la noticia de bebés abandonados en los caminos por madres somalíes que azotadas por el hambre y la sed se desplazan durante días tratando de llegar a refugios en busca de algo de alimento. (www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/07/110708_somalia_refugiados_cch.shtml)

Desde los años sesenta, gracias a los medios de comunicación (radio y TV), se conoció de las hambrunas de África y Bangladesh. Durante las siguientes dos décadas, continuamos presenciando las hambrunas por TV. Durante los noventa, pudimos presenciarlas ya no sólo por TV (cable) sino por la INTERNET. Durante este siglo, las modalidades a través de las cuales podemos enterarnos  de las hambrunas son diversas e innovadoras (TV por cable, Internet “redes sociales” etc).  Paradójicamente,  durante ese tiempo, donde se sucedieron importantes cambios tecnológicos, políticos y sociales, no dejó de existir la preocupación de organismos multilaterales y gobiernos por este problema  y la “búsqueda” de soluciones al mismo.

También a lo largo de esas cinco décadas, pudimos conocer de innumerables promesas que la ya para entonces industria de la ciencia y la tecnología ofrecía para acabar con el hambre del planeta. En los sesenta, La revolución verde, con sus adelantos técnicos en el área de semillas, biocidas y fertilizantes petroquímicos planteó un incremento de la productividad que - indicaban - permitiría producir los alimentos suficientes para cubrir los requerimientos de todos los habitantes del planeta. Y es evidente que se incrementó el rendimiento en la producción, sobre todo en algunos cereales, pero a coste de modificar patrones de producción local con repercusiones socioambientales muy negativas (pérdida de conocimientos y cultivos tradicionales, ampliación desmedida de la frontera agrícola afectando zonas de alta sensibilidad ambiental) y la creación de “nudos” de dependencia tecnológica. Paradójicamente, se producían más alimentos y las hambrunas persistían.

El boom biotecnológico que se inicia en los ochenta, trajo más promesas de incrementar la producción de alimentos. En ese momento, los primeros ensayos de prospectiva tecnológica, avizoraban que la manipulación genética podría crear especies vegetales que fuesen resistentes a las plagas y a las sequías, y que podrían crecer en suelos pobres en nutrientes. De esta forma la agricultura sufriría grandes transformaciones que permitirían incrementar la producción de alimentos a niveles nunca vistos. Una ciencia con un perfil marcadamente corporativo se embarcó en el desarrollo de estas especies con muy buenos resultados - para algunas empresas. Sin embargo, debe reconocerse que para los noventa, el rendimiento de la producción de muchos alimentos se había duplicado respecto a inicios de los sesenta. De esta forma, se continuaba incrementando la producción de alimentos pero las hambrunas persistían.

Las especies transgénicas vinieron de la mano de una no tan nueva “ética” corporativa, donde todo se debía supeditar al “negocio”.  De alguna manera  investigadores vinculados a algunas  corporaciones se quitaron el velo y despejaron cualquier duda acerca de la investigación como instrumento de poder para el logro de objetivos económicos. La ciencia como medio de dominación, que permitiría imponer un patrón tecnológico, altamente cuestionado por el hecho de manejar especies vivas con una perspectiva exclusivamente orientada al lucro, que despoja a los agricultores locales de la India, América Latina y Asia de cualquier autonomía, y que concentra  de manera impresionante la producción en torno al agribusines. Esto prefigura una situación de vulnerabilidad estratégica de las comunidades y los sistemas agroalimentarios locales, a lo que habría que añadir las preocupaciones que persisten en torno a las consecuencias impredecibles sobre la salud y el ambiente de estos “cambios tecnológicos”.

Pero la industria de la comunicación se ha encargado de ayudar a difundir e imponer lo que la Investigadora venezolana Carlota Pérez denomina el “nuevo sentido común del paradigma tecnoeconómico”. Para muchos, comienza a parecer natural esta dinámica económico - productiva, que no se asocia al problema de la hambruna. Se aventura decir que son pocos los que estan en desacuerdo con el desarrollo de alimentos transgénicos, y si perciben la controversia de su desarrollo, lo interpretan como un conflicto de intereses tamizado por el filtro de algunos especialistas científicamente “objetivos”, que puede quedar claramente expresado en la siguiente apreciación: 

“Lo que aparece como oposición a las nuevas tecnologías puede ser no más que el choque entre intereses locales e intereses corporativos foráneos. La oposición a los cultivos transgénicos, va de la mano con la promoción de la agricultura orgánica como una estrategia competitiva que apela a los alimentos puros. Sin embargo, el movimiento de agricultura orgánica es considerado por algunos como la continuación de la rebelión romántica contra la revolución industrial. En el largo plazo, la biotecnología se tornará indispensable en la producción de alimentos y la protección del ambiente” (Juma, 2005). 

Es evidente la intención de restarle vigencia y viabilidad a otras formas de hacer y de producir, muchas de ellas arraigadas en tradiciones locales. Pero conviene insistir en que esta percepción se va internalizando en las mayorías, impulsada por los medios de comunicación, pasando a formar parte del sentido común. 

Se reconoce que en esta perspectiva tecnoproductiva, sin duda existen los medios para producir alimentos en cantidad suficiente para cubrir las necesidades de la población del planeta. Pero las hambrunas persisten. De esta manera, el actual sistema agroalimentario global se constituye quizás, en el ámbito de mayor y más delicada exclusión social, pudiendo decirse que si está en capacidad de apaciguar alguna hambre es la de unas pocas corporaciones.

A esta receta hay que añadir otro ingrediente derivado en mucho de lo anterior: el cambio climático consecuencia de las actividades antrópicas. El deterioro ambiental está generando una perdida de tierras destinadas a la agricultura por desertificación  en zonas subtropicales - aparte de porciones importantes estarse orientando a otros usos - pérdida de cosechas por inundaciones y una mayor dificultad de disponer de agua para el riego (Trostle, 2009). Esto podrá revertir la tasa de crecimiento de la producción total de alimentos, lo cual comenzaría a plantear un problema de seguridad alimentaria de alcance global. Las sequías que experimentan algunos países en el hemisferio Norte en la actualidad constituyen una campanada a la que no parece estarse prestando la debida atención.

Las preguntas obligadas que derivan de lo anterior son ¿si existen los medios técnicos y la voluntad de gobiernos y organismos multilaterales de “acabar” con el problema, porqué con el hambre estamos en situación prácticamente idéntica a la de inicios de los setenta? ¿La afectación importante de siembras y cosechas en todo el mundo no es suficiente advertencia para promover cambios en el modelo de desarrollo? ¿No estaremos más cerca de lo que pensamos de una catástrofe alimentaria de alcance global?

Las respuestas, sabemos, tienen un cariz marcadamente político y requieren de un cambio de la actitud pasiva que cargamos y una mayor participación.

Referencias: 
Juma, C. (2005). “Biotechnology in a globalization World: The coevolution of technology and social institutions”. BioScience, Vol. 55, Num. 3, p. 2-9.
Trostle, R.; (2008). Global Agricultural Supply and Demand: Factors Contributing to the Recent Increase in Food Commodity Prices (USDA) WRS-0801 Economic Research Service. USDA.

ACTUACIONES DEL GOBIERNO PATILLA DE MERIDA


JUSTICIA VERDE POR FUERA Y REPRESION ROJA
POR DENTRO.
Juan Veroes

Cuando uno echa el cuento de lo que está pasando en Mèrida en cuanto a aplicación de Justicia, pareciera que estamos viviendo en los años de la IV República cuando la GUANABANA ADECO COPEYANA, gobernaba a este pais como les daba la gana y la Justicia se aplicaba solamente contra los pobres y los enemigos políticos de tendencia izquierdista.
Resulta que la Abog. LIGIA ELENA SANDREA CALDERON, Juez de Control No. 06 del Tribunal Penal de Control del Circuito Judicial Penal del Estado Mèrida, emite el OFICIO No. LJO10F02011014985, con fecha: el 28 de Julio del 2011, ordenándole a la Comandancia General de la Policía del Estado Mèrida que desaloje a una familia (Matrimonio y dos niños) de un Apartamento y para cumplir dicha orden las autoridades policiales envían 60 hombres fuertemente armados, con patrullas, ambulancias y dos tanquetas para cumplir la orden de la Juez. ¿Que les parece amigos lectores? ¿Les parece que exageramos?. Bueno, si continúan leyendo seguro quedaran con la boca abierta...
Resulta que la Juez ordena la “incorporación a la vivienda que fuera dada en arrendamiento a la ciudadana VICTORIA LINARES MORALES” y resulta que el Contrato de arrendamiento (vencido hace un año) está a nombre de LUIS MONTILLA, Presidente de COPEY, el cual no utilizaba como vivienda, pues allí tenia viviendo a la ciudadana antes mencionada y ésta a su vez había subarrendado una de las habitaciones a una amiga. Resulta también que el apartamento en cuestión, arrendado al Presi. de Copey era utilizado ocasionalmente para reuniones sociales, pues la ocupante ocasional vive en la Urb. Los Sausales en una casa (No se sabe si es propia).
Al dueño legal del apartamento haba pasado por alto todas las antes irregularidades ya observadas, hasta que él decidió formar su propia familia y necesitó una vivienda donde instalarse, viendo que la suya estaba mal usada, que el arrendatario no la estaba ocupando y que además el contrato de arrendamiento estaba vencido decidió ocuparla. Al poco tiempo de estar allí apareció la “ocupante” reclamando “sus derechos”, mientras tanto el Presi de Copey movía sus contactos en la esfera judicial para obtener una orden de desalojo contra el verdadero dueño del apartamento. Algo insólito ocurrió, la Juez sin llamar al propietario a que presentara sus alegatos ordena a la policía a actuar de inmediato para hacer el desalojo violento y con toda la fuerza antes mencionada.
Pensábamos que esas actuaciones policiales se habían quedado en el pasado de la IV República, que estábamos viviendo un Estado de Derecho y de Justicia, que habían organismos para para proteger a los niños y a la familia, que el monopolio del uso de la fuerza que tiene el Estado era para aplicarla a los delincuentes. Pero no es así en Mèrida. La Guanábana puntofijista fue cambiada por la Patilla bolivariana.
Después de ver como actuó el gobierno nacional ante la situación ocurrida en la cárcel de El Rodeo, donde al máximo se respetaron los derechos humanos y ver las actuaciones ocurridas aquí cuando se ametralló a un autobús de la ULA con seis estudiantes que habían sustraídos unos alimentos para llevárselos a sus compañeros que se les había negado el derecho a la alimentación y luego este hecho bochornosos de desplegar a mas de 60 efectivos y dos tanquetas para hacer el desalojo de una pareja con dos niños, nos obliga a denunciar las inconsecuencias de un gobierno regional que se dice revolucionario y en sus actuaciones demuestra todo lo contrario. Callar por mas chavistas identificados que seamos nos convierte en cómplices y un revolucionario que no reacciona ante un hecho de injusticia realizado en su presencia no puede anunciarse como tal. Que eso sucediera en tiempos de la Guanábana, era natural, que eso ocurra en tiempos de la Revolución Bolivariana, es anti natural e inaudito.